Por: J. J. Rubiano
José Miguel Vivanco, Director para las Américas de Human Rights Watch dijo sobre el caso de falsos positivos en Colombia, que esa organización no ha encontrado un caso similar en el mundo.
Comentó que las cifras reveladas por la JEP, demuestran que la política de seguridad democrática se tradujo en bajas que constituyeron asesinatos a sangre fría de civiles inocentes, a los que engañaron con una oferta de un trabajo.
«Los disfrazaban y montaban una escena del crimen para decir que se trataba de guerrilleros. Los que lo lograban, aseguraban ascensos, vacaciones, promociones e incluso dinero. Hemos estudiado los falsos positivos a fondo, y no hay ejemplo similar en el mundo», afirmó Vivanco.
Vivanco, reiteró que los falsos positivos se cometieron de forma sistemática, generalizada, y comprometen a todas las divisiones del Ejército de Colombia. Se hizo toda una campaña que permitió inflar cifras.
En cifras, Vivanco dijo que hay alrededor de 1.700 oficiales que han sido condenados por el caso y 29 generales señalados en los expedientes judiciales. Uno de ellos es el general Mario Montoya.