Este 31 de octubre los estudiantes de las universidades públicas y privadas saldrán a marchar en contra de los actos de corrupción en los que se han  ido robando la plata de la educación.

Esta vez se exigirá que los responsables de los desfalcos a la educación den la cara  y que paren los abusos en contra de los estudiantes que luchan por sus derechos, también pedirán la renuncia del rector de la Universidad del Atlántico.

El movimiento estudiantil, reseña en ese medio que seguirá buscando la defensa del derecho a la protesta y el desmonte del Esmad.

De acuerdo con Luis Suárez, líder estudiantil citado por la frecuencia radial, más de 20.000 estudiantes de la UIS estarán en cese de actividades, por lo menos, hasta el primero de noviembre.