Tras protagonizar una fuga a lo Santrich, todo el país se pregunta dónde se encuentra la excongresista Aida Merlano, quien escapó para evadir una condena de 15 años de cárcel por delitos relacionados a la compra de votos pero ahora podría enfrentarse a un aumento de la pena.

Con este proceder, el tiempo de reclusión de Merlano podría pasar de 15 a 19 años o hasta 24 años de acuerdo con el artículo 488 del Código Penal, que establece que “el que se fugue estando privado de su libertad en centro de reclusión, hospital o domiciliariamente, en virtud de providencia o sentencia que le haya sido notificada, incurrirá en prisión de cuarenta y ocho (48) a ciento ocho (108) meses”

Sin embargo, el numeral 451 dice que la condena adicional por fuga disminuiría a la mitad si se presenta dentro de los tres meses siguientes, o sea a más tardar el 1 de enero de 2020. De esta forma, la pena total podría quedar entre 17 y 19 años y medio.

Tal parece que la mujer no tomó en cuenta este detalle, que además de empeorar su situación al incrementar su condena, la convierte en una prófuga de la justicia y por lo que podría afectar el escenario de colaboración para obtener una rebaja de pena.