Tal y como había sido anunciado hace un par de meses, este viernes 22 de febrero fue demolido con explosivos, el edificio Mónaco en Medellín, el cual era propiedad del narco colombiano Pablo Escobar y en donde éste vivió junto a su familia por muchos años.

La implosión se produjo sobre las 11:00 de la mañana, se conoció que tardó cuatro segundos y que fueron necesarios 270 kilos de materia explosiva.

Previó a la demolición se realizó una ceremonia, dado que en ese mismo lugar se construirá un parque en honor a las víctimas que se derivaron de las acciones terroristas y criminales de Escobar. En el evento participaron artistas como Juanes y Yuri Buenaventura, y también personajes públicos como Federico Gutiérrez, alcalde de la capital de Antioquia, quien dio a la orden para el inicio del derrumbe controlado.

Previo a la explosión, los barrios aledaños fueron evacuados para evitar afectados, y minutos después el Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres, se encargó de hacer la inspección correspondiente y dar orden para que las familias volvieran a sus residencias.

También estuvo como invitado Juan Manuel Galán, hijo de Luis Carlos Galán, quien fue asesinado por el cártel de Medellín en cabeza del narco.