«Celebramos el anuncio de Netflix de abrir oficinas en Colombia, confirmando un nuevo paso para convertirnos en el Silicon Valley de América Latina. Resalta, además, la confianza que tienen las grandes compañías por el talento colombiano y por nuestra política de Economía Naranja».

Así lo manifestó en su cuenta en Twitter el presidente Iván Duque, luego de que la compañía de streaming confirmara la creación de una sede el país con el objetivo de, entre otras cosas, seguir creando producciones con talento nacional.


Pero su pronunciamiento generó una ola de críticas, por parte de quienes aseguran que un país en donde hay una brecha de conectividad tan grande, no está ni cerca de convertirse en el «corazón tecnológico» de buena parte de un continente.

Los colombianos le echaron en cara al presidente que durante la pandemia en donde se implementa la educación virtual, han sido cientos los estudiantes que han desertado por no tener un computador la mano, señal de Internet o de telefonía movil.