“La vida de Carlos Holmes Trujillo es, sin lugar a dudas, una vida con propósito, una vida que se explica, tal vez, en las distintas facetas que acarició, todas ellas con un sello de excelencia”.

Así lo afirmó el presidente Iván Duque este miércoles en la ceremonia litúrgica cumplida en la Escuela Militar de Cadetes ‘José María Córdova’, en memoria de quien fuera ministro de la Defensa, Carlos Holmes Trujillo, fallecido la madrugada del martes a causa de la COVID-19.

Durante su recorrido por las diversas facetas de la vida de Trujillo García, el jefe de Estado resaltó su labor al frente de embajadas y ministerios, así como su liderazgo desde la Alcaldía de Cali y su papel descollante en la Asamblea Nacional Constituyente.

“Más allá de los cargos que ocupó (…), hay un sello inigualable de lo que debe ser la política. Carlos Holmes Trujillo practicó la política con altura, sin vanidades y sin perseguir las vanidades tuvo todos los honores”, dijo.

Hizo hincapié en que Trujillo García “fue en toda circunstancia un caballero. Nunca apeló al ataque rastrero, nunca al chisme, nunca a la conseja, nunca a la trapisonda, nunca a la comidilla voraz que busca destruir la condición del adversario”.

Manifestó que en el debate de las ideas “vencía y se dejaba vencer por un argumento contundente”. También resaltó su condición de amigo leal que “le dice a uno las cosas como son, que le hace ver el peligro, que le hace ver la intervención que se puede mejorar”.