Esa limitante de que los delitos sexuales contra menores sólo podían ser investigados en un lapso de 20 años a partir del hecho, es historia en Colombia, toda vez que este miércoles, 3 de febrero, el presidente Iván Duque sancionó la ley que los hace imprescriptibles. 

“Que esta Ley quede en la memoria de todos los colombianos como el paso más importante para tutelar, para proteger y para garantizar lo que está dicho en el artículo 44 de nuestra Constitución”, manifestó el mandatario durante su discurso en el evento realizado en la Casa de Nariño. 

Esta ley, que se deriva de la iniciativa presentada del representante liberal Harry González, y de la representante del Centro Democrático, Yenifer Arias, tiene como objetivo proteger los derechos de niños y adolescentes y erradicar la posibilidad de que quienes quieran hacerle daño se escondan en lo que por décadas venía siendo una falla de la justicia. 

«La importancia de la ley es que cuando un niño o niña es abusado, eso tiene varios componentes en su contra como es la vergüenza, el miedo a contar lo que les pasó, y si son familiares eso se demora en tomar más tiempo para que hagan la denuncia y cuando por fin lo hacen ya son mayores de edad el delito prescribió», resaltó Arias. 

Durante muchos años Colombia ha sido un país en el que los delitos sexuales contra menores de edad están a la orden del día. Casos de violadores en serie como ‘El Lobo feroz’ y Luis Alfredo Garavito, y de víctimas como Yuliana Samboní, Salomé o Génesis Rúa, no sólo han conmocionado a los colombianos, sino que también han quedado marcados en la memoria del mundo.