Por: J. J. Rubiano
Mediante la ley 725 del año 2001, el Congreso de Colombia estableció el 21 de mayo como el Día Nacional de la Afrocolombianidad. La conmemoración coincide con la fecha en la que, de acuerdo con el registro del Archivo General de la Nación, el presidente de Colombia, José Hilario López, abolió la esclavitud en 1851.
Esta población ha encontrado en las comunicaciones un aliado importante para hablar con más fuerza, tener una voz amplificada y retratar su percepción del mundo y de su historia. «Adelante afrocolombiano, adelante compañeros porque si luchamos juntos al racismo venceremos», dice uno de sus pregones.
Sus voces son un importante motor del proceso para asignar concesiones de emisoras comunitarias con enfoque étnico, que puso en marcha el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (MinTIC) en junio de 2020. En total son 240 canales dispuestos en 239 municipios de 31 departamentos, donde se identificó la existencia de asentamientos de grupos étnicos debidamente reconocidos.
Las comunidades afrodescendientes, negras y raizales de 14 departamentos presentaron 27 propuestas válidas que se viabilizarán el próximo año. Magdalena y Cesar fueron los territorios que mostraron una mayor cantidad de pedidos aptos para crear emisoras comunitarias con enfoque étnico.
Entre las propuestas que accederán a una licencia de funcionamiento, también se destaca la de la Corporación Afrocaucana Para El Desarrollo Socioeconómico Del Arte, La Cultura y Las Comunicaciones. Su representante legal, Diego Luis Carabalí, sostiene que «los medios de comunicación deben estar entre los diferentes sectores sociales».
Bajo esta premisa, Carabalí explica que tener una emisora de este estilo «se hace interesante para nosotros los ‘afro’ que también desde nuestras comunidades necesitamos expresar nuestro pensamiento, fortalecer nuestra cultura y dar a conocer el trabajo que se hace día a día desde las organizaciones sociales sin ánimo de lucro» y exaltó la importancia de esta etnia en aspectos culturales, gastronómicos y políticos, entre otros.
De este modo, con la convocatoria de emisoras comunitarias con enfoque étnico diferencial se busca cerrar la brecha digital y promover espacios de comunicación, información y entretenimiento en comunidades étnicas organizadas.