Por: J.J. Rubiano

Luego que en nuestro país el aborto fuera contemplado como un delito en el Código Penal del 2000, que en su artículo 122 establece que la mujer que cause su aborto o permita que otro lo cause podrá recibir penas de hasta cuatro años de prisión y que a esa misma pena se somete la persona que, con el consentimiento de la mujer, realice el aborto, la Corte Constitucional se apresta en el presente año a estudiar posibles modificaciones a la norma.

Esa norma hoy se mantiene vigente, pero con un cambio fundamental que se le hizo en el 2006, cuando la Corte Constitucional estudió una demanda contra ese artículo del Código Penal. Por lo que la Corte estableció que el aborto no se considera delito cuando se realiza bajo tres excepciones puntuales.

Han pasado 14 años desde la despenalización parcial y la Corte Constitucional ha tenido que seguir pronunciándose a través de fallos de tutela, y en solo tres meses del año anterior se radicaron seis tutelas pidiendo este derecho.

En la Corte Constitucional hay 4 demandas que estudian la despenalización de este delito. Se encuentran en el despacho del magistrado auxiliar Richard Ramírez y pasarán a manos de la nueva magistrada titular Paola Meneses; otra está en el despacho del magistrado Alberto Rojas Ríos, y la cuarta, en el despacho de Antonio José Lizarazo, que es la del movimiento Causa Justa.

Estas demandas serán uno de los temas clave a tratarse en la Corte Constitucional este 2021.