A través de un comunicado oficial, la vicepresidenta Martha Lucía Ramírez, habló sobre la situación que se presenta en Colombia, luego del anuncio que hizo Iván Márquez, sobre la reorganización de lo que se creía la extinta guerrilla, y tanto a él como a Santrich, Romaña y ‘El Paisa’, los adjetivó como “delincuentes”, pero además resaltó que aunque el Gobierno “no encontró recurso para cumplir con el Acuerdo de Paz”, asumió la responsabilidad. 

A continuación los puntos del comunicado: 

 1. El video de los delincuentes Iván Márquez, Jesús Santrich, el Paisa y Romaña es simplemente la formalización de lo que ya sabíamos: que estuvieron, están y siguen en el negocio del narcotráfico para continuar en su actividad criminal.

Esta declaración ratifica que nunca dijeron la verdad, nunca repararon a las víctimas, nunca liberaron a los menores y, ahora que aparecen uniformados y armados, tampoco cumplieron el acuerdo de no repetición.

2. Este Gobierno no encontró recursos para cumplir con el Acuerdo de Paz, y aun así, asumió la responsabilidad y ha venido cumpliendo, porque considera que los desmovilizados merecen nuestro compromiso, tal como lo reconocen los informes de las Consejerías Presidenciales y la Misión de Verificación de la ONU, los cuales indican que a la fecha se han entregado 400 obras PDET, $247 mil millones mediante obras por impuestos, 24 proyectos productivos para desmovilizados y se ha garantizado la continuidad de las ETCR que estaban previstas sólo hasta el 15 de agosto.

 En un solo año de gobierno, hemos demostrado avances significativos de un proceso que está proyectado a diez (10) años, asignando por primera vez recursos del presupuesto, que no existían, a un Acuerdo que dejaron desfinanciado.

3. Con el rearme, pretenden seguir expandiendo sus actividades del narcotráfico, no sólo en Colombia, sino en otros países de la región. Debemos recordar que la paz de Colombia siempre estará ligada a que exista democracia en Venezuela, porque esa dictadura no sólo ha actuado con el narcotráfico, sino también con el terrorismo.