En las últimas horas, el Dane expuso los resultados de una encuesta realizada a personas con el fin de conocer los métodos de trabajo que prefieren en medio de los desafíos exigidos por la pandemia de covid-19

El resultado arrojó que el 93,0 % de las personas encuestadas (servidores públicos y contratistas) prefieren seguir trabajando de manera remota después de la pandemia.

La entidad indicó que, «una tercera parte de las personas encuestadas optaría por alguna opción de trabajo remoto antes que por un aumento de salario», mientras que el 57,0% sostienen que las actividades se pueden desarrollar de manera remota.

Es decir, algunos los servidores públicos y contratistas quisieran trabajar de manera remota 2,6 días semanales después de la pandemia.

Por otra parte, el informe también detalla que para el 22,8 % de las personas que ejercen jefatura y supervisión de personal, indican que su equipo no ha podido llevar a cabo sus funciones como antes de la emergencia por coronavirus.

Asimismo, el 24,3 % de las personas se consideran menos productivas y el 20,8 % considera que el trabajo desde casa genera más distracción que de manera presencial.

El informe fue realizado a 153.320 funcionarios públicos de la Rama Ejecutiva nacional, gobernaciones y alcaldías.