El viceministro de Turismo, Julián Guerrero Orozco, acompañó la entrega de la certificación mundial de calidad ambiental ‘Bandera Azul’ a las playas de Magüipi (Buenaventura), Johnny Cay (San Andrés), Azul (Bocagrande, en Cartagena) y Bello Horizonte (Santa Marta).

“Celebramos que cuatro playas colombianas hayan obtenido este importante reconocimiento. El logro, que se alcanza con el programa ‘Blue Flag’, es la punta de lanza para desarrollar un turismo con sostenibilidad y calidad en el país”, destacó Guerrero.

Según el funcionario, la obtención de estas certificaciones en territorio nacional permitirá ubicar a Colombia en el radar internacional de los turistas, los cuales exigen la sostenibilidad como uno de los criterios de selección para sus destinos de viaje.

Bajo la línea de trabajo de MinComercio y ProColombia, se trabaja en atraer visitantes que están dispuestos a valorar un turismo que promueva de manera responsable el medioambiente y la comunidad donde se desarrolla.

En su concepto, la conservación de un destino se traduce en beneficio económico y en bienestar para todos los actores.

“En Colombia tenemos la oportunidad de desarrollar un turismo sostenible y de calidad. Por eso estamos trabajando en la Política de Turismo Sostenible y, en ese sentido, el programa ‘Blue Flag’ nos acerca a nuestro objetivo”, agregó el funcionario.

Actualmente, el programa de Banderas Azules es la eco-etiqueta líder en el mundo para playas y marinas, con más de 4.100 lugares galardonados en más de 45 países.

Bandera Azul se constituye ya un símbolo, reconocido y valorado por decenas de millones de usuarios de playas y puertos. Además, es un estándar mundial de ecocalidad turística, promovido por la OMT (Organización Mundial del Turismo) y el Pnuma (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente).