Por: J. J. Rubiano
Cuatro mil millones de pesos pierde la empresa Cerrejón por cada día que tiene paradas sus operaciones de explotación de carbón en la Guajira como consecuencia del paro nacional.
Pero las pérdidas no son solo para la empresa sino también para el departamento de la Guajira y el país teniendo en cuenta que en la cifra se incluye los recursos que se reciben por concepto de regalías, impuestos locales y nacionales o pagos de parafiscales, entre otros rubros.
Además, que por concepto de salarios y beneficios de los trabajadores y por los servicios prestados por contratistas, diariamente se dejarían de entregar otros 3000 millones de pesos adicionales.
“Los bloqueos ilegales nos afectan a todos. A los trabajadores y a las empresas contratistas que ven suspendidos sus contratos temporalmente, a las comunidades que no pueden recibir el agua que entregamos por el tren y al país y al departamento, que pierden miles de millones de pesos”, señaló Claudia Bejarano, presidenta de Cerrejón.
Bejarano, CEO de la empresa indicó que se estaría afectando la reputación de la multinacional y Colombia como un proveedor confiable en el mercado internacional de carbón, por lo que, en este sentido, solicitaron de manera urgente la intervención de las autoridades.
“Cerrejón está en un proceso de transformación para adaptarse a la crisis del mercado mundial, agravada por el covid-19 y la huelga de 91 días liderada por Sintracarbón el año pasado, y poder asegurar su sostenibilidad. Sin embargo, los bloqueos representan una amenaza adicional para la estabilidad de miles de empleos formales, así como para seguir ofreciendo beneficios a sus trabajadores, las familias, las comunidades, La Guajira y Colombia”, reiteraron desde la multinacional.