Ministro de Vivienda, Jonathan Malagón.

Luego de que la Contraloría General de la Nación emitiera un informe sobre los retrasos en la reconstrucción de la isla de Providencia que quedó devastada por el huracán Iota, el tema ha creado una gran polémica que durante las últimas horas ha tomado fuerza debido a las declaraciones del ministro de Vivienda, Jonathan Malagón. 

Malagón atribuyó parte de los retrasos a los bloqueos que se han derivado del Paro Nacional que inició el pasado 28 de abril. Lo dicho por el funcionario ha sido muy cuestionado pues el paro comenzó cuatro meses después de que el Gobierno se comprometiera a terminar la reconstrucción en un lapso de 100 días. 

“Vemos mayor limitación, como ocurre en toda Colombia, con el acero. Este mes de paro ha sido difícil para nosotros. 2.300 obras que hay a nivel nacional, 1.700 presentan afectación por los materiales y esta no es la excepción”, refiriéndose a la isla.  

80 viviendas en julio 

Malagón indicó que la meta actualmente trazada es terminar al menos 80 viviendas el mes entrante y reiteró que hay problemas con los acabados asociados a la falta de materiales, pero aclaró que en este momento el 30% de los habitantes afectados por el huracán, ya tienen solución a su problema de vivienda. 

“Vamos atrasados en la construcción de viviendas desde cero. Tenemos 40 que están en proceso, debimos haber entregado cerca de 50. Esperemos en el mes de julio llegar a 80”, precisó.