Gran indignación a nivel nacional ha generado el hecho de que en el marco de las protestas que se vienen adelantando en el país, varias personas irrumpieron en un criadero de cerdos, ubicado al norte del departamento del Cauca.

Inicialmente se rumoreó que se trataba de una planta de Cervalle, pero la empresa desmintió que el lugar fuese de su propiedad. «Las mismas hacen parte del gremio porcicultor de nuestra zona y por ende la confusión que se ha presentado», dijeron voceros.

En videos que circulan en redes sociales, se evidencian los momentos en los que las personas llevan a cabo el robo masivo de los porcinos y se los llevan en motocicletas, incluso se conoció que algunos los sacrificaron en el momento.

Alejandro Corrales, senador del Centro Democrático, rechazó en Twitter este hecho:

«Los productores del campo están atados de manos mientras ven a vándalos arrasar con todo a su paso. Este saqueo de animales es un acto criminal que debe ser castigado. Se necesita apoyo inmediato de la fuerza pública para proteger a nuestro agro», dijo el congresista.