En medio de la polémica que se ha desatado durante los últimos días en Bucaramanga, pues presuntamente hay un grupo de taxistas teniendo intimidad con usuarias durante la prestación del servicio de transporte, una joven que aparentemente genera contenido audiovisual para adultos, ha puesto ‘la tapa del frasco’. 

Y es que resulta que esta mujer de 25 años, identificada como Martina Smith, ha colgado un video en Internet, en el que se reta a sí misma a tomar un taxi desde Floridablanca-Santander con dirección hasta el centro de Bucaramanga,  y pagarle al conductor con sexo, hazaña que consigue y termina grabándolo todo. 

El video se hizo viral y ahora el gremio de taxistas asegura que se trata de una campaña para desprestigiarlos y restarles clientela, para que las plataformas digitales que prestan servicio de transporte particular, tengan mayor alcance. 

En este sentido han solicitado a las autoridades que investiguen a la mujer y también al taxista que aparece en el video, a fin de esclarecer lo que está sucediendo y destapar lo que -a juicio de ellos- es “todo un plan”.