El contralor General de la República, Carlos Felipe Córdoba, y el director de la Agencia Nacional de Contratación  Pública -Colombia Compra Eficiente, José Andrés O´Meara, suscribieron un Convenio de Cooperación entre las dos entidades que les permitirá, entre otras acciones, articular esfuerzos para desarrollar herramientas de analítica, minería de datos e inteligencia artificial, que darán la posibilidad de generar señales de alerta, identificación de riesgos y prevención de actos de corrupción en el Sistema de Compras y Contratación Pública.

En desarrollo de este convenio, la Contraloría y Colombia Compra Eficiente aunarán esfuerzos técnicos y administrativos, para contribuir con el mejoramiento de la calidad de la información disponible y el desarrollo de plataformas o sistemas de información que faciliten la interoperabilidad de las plataformas del Sistema Electrónico para la Contratación Pública –SECOP, y las plataformas de control fiscal de la Contraloría General de la República, como es el caso de su Central de Información Contractual, Océano.

 “Este Convenio nos va a permitir un gran trabajo conjunto en la lucha contra la corrupción y en detectar esos contratistas que se saltan las normas y quieren coludirse y realizar contrataciones con múltiples propósitos”, destacó el Contralor Córdoba Larrarte.

“En esa vía -agregó- estamos fortaleciendo el análisis de información, el Sistema de Electrónico de Contratación Pública SECOP II, donde deben estar todas las entidades del Estado contándonos, en línea y en tiempo real, a quién, cómo y dónde están contratando, y para qué”.

El SECOP II es una plataforma transaccional en la cual las entidades estatales pueden hacer todo el Proceso de Contratación en línea. Los Proveedores pueden conocer la demanda de las entidades estatales, obtienen información de los procesos de contratación, presentan ofertas y gestionan sus contratos; los organismos de control hacen la auditoría del Sistema de Compra; y la sociedad civil conoce la forma como las entidades estatales ejecutan el dinero de los contribuyentes para entregar bienes, obras y servicios a las personas