Por: J. J. Rubiano
Aunque en el Congreso se lanzó una La polémica propuesta para que las iglesias y el sector religioso en general pague impuestos con la nueva reforma tributaria, fue rechazada por la bancada de legisladores que pertenecen al sector cristiano.
Para el senador John Milton Rodríguez, uno de los voceros de la bancada cristiana esta propuesta no es factible.
Rodríguez defendió los gastos en los que incurren las iglesias para cumplir con los programas sociales y de ayuda a la comunidad, los cuales también les representan a los centros religiosos el pago de algunos impuestos.
“Las iglesias en Colombia ya pagan impuestos, tanto el IVA como los parafiscales son impuestos que las iglesias asumen en su estructura de costos y no se pueden descontar de ninguna manera”, señaló.
En ese sentido otros parlamentarios creen que obligar a las iglesias a pagar impuestos sería completamente inconstitucional, porque en la carta política que rige nuestro país se estableció la libertad de cultos, lo cual hace que las donaciones que se reciben de la feligresía no puedan ser objeto de gravámenes.
Para Katherine Miranda representante a la Cámara, si se acepta su propuesta en la reforma tributaria, el país podría recolectar alrededor de 1.8 billones de pesos.