Diógenes Orjuela, secretario general de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), sostuvo que los bloqueos en las diferentes vías del país son “respetables”, recordando que desde el Comité del Paro han manifestado que no tienen intención de afectar la vida de las personas.

Orjuela también aseguró que las negociaciones se encuentran suspendidas y que «uno no puede decir tampoco que si se dan cambios que muestren abiertamente la posibilidad de un acuerdo, están suspendidas y esa es la palabra exacta que hemos utilizado».

En cuanto a la toma de Bogotá, programada para este miércoles 9 de junio, el líder afirmó que la manifestación se llevará a cabo, puesto que «en gran medida el Gobierno no ha cambiado de posición, le dio un golpe mortal a las conversaciones cuando al finalizar la semana pasada, anunció que si no había acuerdo en esto de las garantías de la protesta, él tampoco avanzaba en la negociación del pliego de emergencia»

Para el secretario, el Gobierno Nacional «hace todo lo posible por dilatar la firma del acuerdo sobre la protesta social y luego dice que sin esa firma no negocia el pliego de emergencia. Es una estocada que ya había empezado cuando el Gobierno hace el acuerdo del texto sobre las garantías de la protesta el 24 de mayo y luego se baja totalmente de lo que había acordado».

Del mismo modo insistió que los bloqueos pueden afectar a la población y que de ninguna manera se le puede afectar el paso al personal de la salud, ni a los carros encargados de transportar alimentos.