Colombia, además de Argentina, Estados Unidos, Perú, República Dominicana, Ecuador, Haití, Panamá, Paraguay, Costa Rica y Guatemala, hace parte de los 11 países de América que desde este martes, 15 de octubre, comenzaron a utilizar la Tarjeta Unificada de Vacunación (TUV).

La TUV hecha con el objetivo de proteger a los migrantes del continente así como a los ciudadanos propios de los lugares por los que estos transitan o se establecen, teniendo un registro de los biólogos que le son administrados.

Juan Pablo Uribe, ministro de Salud y Protección Social en Colombia –país que impulsó la creación de la tarjeta- expresó que “este es un instrumento en el que hemos trabajado y colaborado 17 países para encontrar elementos que permitan dar respuesta a las necesidades de la población migrante, producto de la crisis en Venezuela. Este es el producto de un trabajo largo que busca acompañar a los migrantes y prevenir enfermedades infectocontagiosas”.

Durante la creación y diseño de la TUV se analizaron los esquemas de vacunación de 32 países en relación a dosis y edades de aplicación. Por otra parte, aunque esta medida es de vital importancia para los migrantes, no es ni será un requisito para admitir o no el ingreso de estos a un determinado país.