Por: J. J. Rubiano

En el año que acaba de terminar y pese a las circunstancias generadas por la pandemia, Colombia avanzó en su estrategia de aprovechamiento de acuerdos comerciales y mercados estratégicos. Los objetivos: aumentar las exportaciones no minero energéticas, el tejido exportador y la diversificación de la oferta exportable.

Fueron varios los instrumentos que se pusieron en marcha para impulsar las exportaciones de bienes no minero energéticos que, a noviembre del año anterior, suman cerca de US$13.000 millones.

La viceministra de Comercio Exterior, Laura Valdivieso Jiménez, explicó que El Salvador es un mercado al que se exportan cada año cerca de US$105 millones, de los cuales US$97,5 millones, es decir el 93%, son bienes no minero energéticos.

“Esta profundización le abre más posibilidades a esa clase de bienes. Se trata de un mercado que le compra al mundo en ese tipo de productos US$389 millones y Colombia apenas participó con el 4,1% de eso. Hay espacio para mucho más, así que la meta es que los empresarios aprovechen más este espacio”, dijo la Viceministra.

La diplomacia sanitaria también hace parte del aprovechamiento de acuerdos comerciales. Se trata de un trabajo conjunto con ProColombia, la Cancillería, el ICA y el Invima, en el cual también participa el sector privado. Esta alianza ha permitido abrir las puertas de 12 mercados a 9 productos del sector agro como el aguacate hass, el limón Tahití, la piña, el pimentón, banano, carne bovina y mandarinas y naranjas.

“Este año, y con el liderazgo del ICA, seguiremos el trabajo que adelantamos desde el año pasado para el proceso de admisibilidad para otros 12 productos agropecuarios como la carne bovina, la porcina, la leche y sus derivados, las pasifloras, las pulpas de fruta y los arándanos, entre otros. Cada uno se abre espacio en distintos mercados. Trabajamos la admisibilidad en 15 mercados, entre ellos Qatar, Barhein, Marruecos, Corea del Sur, China y Canadá”, destacó la Viceministra.

Otro logro en este frente, es el Acuerdo Comercial que se alcanzó con el Reino Unido, que, si bien salió de la Unión Europea, Colombia avanzó y sacó adelante un Tratado bajo las mismas premisas que se tenían en el marco del bloque. El tratado con el Reino Unido ya es Ley de la República y ahora pasa a revisión de la Corte.