Hay más de 2.800 puestos de trabajo directos en riesgo de perderse en Bogotá, según Ernesto Barbosa


La Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva se pronunció este jueves luego de una reunión que los miembros de esta agremiación sostuvieron con el ministro de Salud, Fernando Ruiz.

Los profesionales de este sector se encuentran preocupados ante la suspensión de las cirugías plásticas y estéticas en el país como medida ante la ocupación UCI resultado de la emergencia por la Covid-19.

“Hemos visto una disminución de los diferentes procedimientos que los pacientes necesitan, no solo de forma estética, sino también aquellas especialidades que se pueden complicar si no tienen una intervención oportuna”, expresó Ernesto Barbosa, presidente de la sociedad.

El directivo asegura que en Bogotá hay más de 2.800 puestos de trabajo directos en riesgo de perderse y la situación se repite en Cali y Medellín, donde sostiene que las enfermeras, terapeutas y auxiliares son en gran medida madres cabeza de hogar. Además, destacó que la utilización de camas UCI  por complicaciones en las cirugías plásticas fue del 0.021% en 2019.

Al respecto, el jefe de la cartera de Salud dijo: “Ya hemos tenido algunas reuniones con el gremio de cirugía en el pasado y siempre hemos buscado favorecer que se haga. No es nuestra intención de ninguna manera restringir la realización de cirugías”

También añadió Ruiz que si bien la cirugía estética no genera una demanda muy amplia de cuidado intensivo, se corre el riesgo que poco a poco sume sobre las UCI posibles emergencias.