Según el ICN el 88% de los pequeños tiene signos de haber sido afectados por el confinamiento


El confinamiento que trajo consigo el Covid 19 como medida para prevenir los contagios del virus y disminuir la velocidad de propagación de este, generó sin número de afectaciones en diferentes niveles a la población mundial y por supuesto a la colombiana, no obstante, en medio de este panorama los más pequeños podrían catalogarse como el grupo poblacional más afectado.

Según los más recientes datos entregados por el Instituto Nacional de salud (INS) alrededor de 240 mil menores de edad (entre los 0 y los 18 años) han sido reportados como casos confirmados de Covid 19 en nuestro país hasta la fecha.

En medio de este panorama y de acuerdo con un reciente estudio denominado ‘El efecto del Covid 19 sobre la salud mental juvenil’ publicado en la revista psiquiátrica trimestral en Estados Unidos, se estima que hasta el 66,7% de los adolescentes han vivido al menos una adversidad y cerca de un 50%, más de una en este nuevo escenario. En este sentido, las adversidades que se reportan con mayor frecuencia son enfermedades de los padres (24%), dificultades económicas (22%), discordia familiar (18%) y consumo de alcohol paterno (17%).

De lo anterior da cuenta el primer gran informe sobre el impacto de la cuarentena en los menores de edad en el país, entregado por el Instituto Colombiano de Neurociencias (ICN), que encendió las alarmas ya que arrojó un preocupante resultado: el 88 por ciento de los pequeños tiene signos de haber sido afectados por el confinamiento.

De acuerdo con el informe mencionado anteriormente, el confinamiento va a afectar en tres niveles a la generación de niños que han tenido que vivirlo. 

  1. En el nivel afectivo-emocional: el cual abarca todo lo relacionado con la salud mental de las personas y que a futuro puede derivar en ansiedad, depresión, trastorno adaptativo o estrés agudo postraumático. En este sentido, las afectaciones más grandes aparecen en los niños de entre 4 y 12 años.
  2. Dificultad en el desarrollo y aprendizaje: De acuerdo con el informe del Instituto, las experiencias de los primeros años de vida tendrán un impacto con su carga genética, lo que determinará conductas posteriores, como el rendimiento académico, los logros laborales y las relaciones interpersonales. Una cifra que ilustra esta dificultad es, que, el mismo documento revela que el 42 por ciento de los menores ha visto afectadas sus habilidades académicas por la cuarentena.
  3.  La vulneración de sus derechos: Dice el instituto en su estudio que la Constitución señala que los derechos de los niños priman sobre los otros, pero advierten que las decisiones de confinamiento han priorizado la salud mental de otros grupos poblacionales como los adultos por encima de los más pequeños.

¿Los problemas de salud mental pueden tomar años en manifestarse?

No bastando con el grueso de afectaciones en la salud mental a los más pequeños en medio del confinamiento, se suma también que la soledad y el aislamiento pueden manifestar problemas de salud mental hasta 9 años después del evento que los haya generado, siendo el más común la depresión.

Algunos niños, en especial en edad escolar, son sensibles al estrés que experimentan sus padres, y se puede manifestar a través de comportamientos diferentes a los habituales como desobediencia, llanto sin razón y cambios de temperamento. En otros casos, pueden mostrar comportamientos regresivos como chuparse el dedo, pedir tetero, mojar la cama o no dormir bien” dijo Nathaly Torres, psicóloga de la IPS Corvesalud, que integra la red de Medimás EPS.

Así mismo la experta alerta en la importancia de la detección de signos de alarma para poder prevenir afectaciones en la salud mental de los más pequeños en medio de la pandemia, los cuales son: “que el niño se muestre agresivo, que pierda el apetito o que pase mucho tiempo alejado de su núcleo familiar y se aísle por ejemplo en su habitación, también hay que tener cuidado con la sobreexposición a los recursos y herramientas tecnológicas”.