Sobre las 9:00 de la mañana de este viernes, 21 de mayo, se conoció que Pedro Ardila, exgobernador de Cundinamarca, fue capturado en España, país en el que vive desde hace una década. 


Aunque no ha trascendido mucha información al respecto y se espera que en los próximos minutos las autoridades colombianas se pronuncien al respecto, el diario El Tiempo informó que extraoficialmente se conoció que Ardila fue captura por la comisión de cinco delitos. 


«Trata de seres humanos con fines de explotación laboral, abuso sexual, blanqueo de capitales, delito contra hacienda pública, delito contra medio ambiente y delito contra la seguridad vial», dice el citado medio. 

Así las cosas, el exmandatario se encuentra en este momento detenido el centro penitenciario de Brian 1-Cataluña, luego de haber estado en la cárcel en Colombia por corrupción.