Contundentes declaraciones ofreció este jueves, 25 de junio, el fiscal general de la Nación, Francisco Barbosa, con relación al caso de los siete uniformados del Ejército, que abusaron sexualmente de una menor de la comunidad emberá chamí.

Como «bandidos que mancharon su uniforme» definió el fiscal a estos militares que aceptaron los cargos que les imputó la Fiscalía y aceptaron «la tropelía de sus actos», por lo que se les solicitó medida de aseguramiento en establecimiento carcelario, y se les seguirá un proceso por el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años.

Lea también: Ante un juez aceptaron cargos soldados sindicados de violación a menor Embera

“No vamos a ceder un ápice en la defensa de los derechos de nuestros niños, niñas y adolescentes. Señalados responsables del abuso sexual de menor indígena en Risaralda están tras las rejas. En audiencia, aceptaron cargos y reconocieron la tropelía de sus actos”, sentenció el funcionario.

Barbosa dio un mensaje de respaldo al pueblo colombiano, al afirmar que la Fiscalía «está en la calle y en los territorios», con el objetivo de que «la gente sienta que nuestras manos están allí con apoyo».