Por: J. J. Rubiano
Siguiendo el camino de países como Argentina, México, Costa Rica, Holanda y Francia países que han declarado internet como un servicio público esencial y universal, el congreso aprobó en último debate un proyecto en tal sentido.
El proyecto fue aprobado por unanimidad en plenaria del Senado de la República y ahora se convierte en un verdadero hito para los colombianos.
El representante Rodrigo Rojas, promotor del proyecto, dijo que a la fecha solo 7.6 millones de hogares tienen acceso fijo a internet, es decir apenas el 14 % de las familias colombianas cuentan con el servicio.
En la zona rural del país el problema de conectividad se agudiza aún más, donde apenas el 6.7 % de hogares con niños estudiando entre los 5 y 18 años cuentan con Internet.
“Esta iniciativa busca cerrar la brecha digital y avanzar en conectar a los colombianos que viven en las zonas rurales y apartadas del país al establecer medidas concretas para el Gobierno, junto con otras encaminadas a estimular el despliegue de infraestructura y la conectividad”, dijo Rodrigo Rojas.
Los principales objetivos del proyecto son: Garantizar el derecho efectivo al acceso a internet, con tarifas asequibles y competitivas, con independencia de la localización geográfica y condición socioeconómica de los usuarios.
Que los operadores presten un servicio eficiente, continuo y permanente, estableciendo la prohibición de interrupción de las labores de adecuación y mantenimiento de las redes e infraestructura de telecomunicaciones.
Que se focalicen los esfuerzos económicos e institucionales para asegurar el acceso universal a Internet en condiciones de calidad, especialmente para los habitantes de las zonas rurales y apartadas del país.
Que, durante estados de excepción y emergencias sanitarias, así no se realice el pago, se brinde navegación gratuita en 30 direcciones de Internet (URL), así como 200 mensajes de texto gratuitos.
Brindar navegación sin costo en el portal de educación dispuesto por los Ministerios de Educación y de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.
Con la aprobación de este proyecto se da un paso fundamental en la intención de cerrar la brecha de conectividad del país para acercar el campo colombiano y las zonas rurales a la conectividad.