Por: J. J. Rubiano
De acuerdo con la priorización que le dio la Sala de Reconocimiento de Verdad, de la Jurisdicción Especial para la Paz, al caso 03 llamado “Muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del Estado”, conocido como el de falsos positivos, esos 6.402 casos están en estos lugares del país:


Antioquia: 1.613, Meta: 394, Caquetá: 344, Cesar: 324, Norte de Santander: 299, Tolima: 284, Huila: 274, Casanare: 246, La Guajira: 215, Cauca: 206, Valle del Cauca: 207, Putumayo: 188, Córdoba: 186, Arauca: 167, Nariño: 165, Magdalena: 155, Sucre: 131, Bogotá: 129, Santander: 127, Bolívar: 124, Caldas: 114, Boyacá: 111, Quindío: 75, Atlántico: 70, Cundinamarca: 68, Chocó: 52, Guaviare: 46, Vichada: 41, Risaralda: 36, Guanía: 2, Vaupés: 2, Amazonas: 1 y sin información: 7.


La JEP para abarcar con más detalle los informes recibidos y las versiones de los militares dividió el caso en sub-casos en Antioquia, la Costa Caribe, Norte de Santander, Huila, Casanare y Meta. La segunda fase estará enfocada en Arauca, Boyacá, Caquetá, Guainía, Guaviare, Sucre y Putumayo.

Toda esta investigación está soportada en 32 informes, y 313 versiones de soldados, 10 generales y aproximadamente 20 coroneles.


La información es de vital importancia, porque es una de las pruebas con que cuenta la JEP para mostrar que sí existen 6.402 víctimas de los llamados falsos positivos en Colombia, que las organizaciones y la información contrastada en esta primera fase indican la magnitud de esta práctica y que el número de casos podría llegar a superar las 10.000 víctimas.