Por: J. J. Rubiano

Fabián Andrés Rosas, presidente de la Asociación Colombiana de Especialistas en Urgencias y Emergencias, ratificó lo que se viene alertando sobre la situación en la ocupación de las camas UCI a nivel nacional, y sobre todo, la falta de personal médico y de insumos para atender adecuadamente a los pacientes covid-19 en la segunda ola de contagios.

El galeno cuestionó el tipo de contratos con el que está trabajando el personal médico y enfatizó en que la preocupación radica en la falta de herramientas que permitan medir, en tiempo real, la ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI).

«Esto lo venimos denunciando desde el fin de semana, ya que las cifras de las camas con ocupación no concuerdan con los análisis que hacemos dentro del sector salud y esto lo acaba de corroborar la Personería», explicó Rosas.

En el caso de Bogotá, Rosas señaló que en estos momentos «la administración distrital debe crear un grupo de personas destinadas a responder y a recolectar los datos para actualizar en tiempo real la ocupación de camas UCI».

Aseguró que «el último informe habla de cerca de 85% de ocupación, pero puede ser mucho mayor (…) porque en un día podemos empezar con una ocupación del 85% y terminar con el 90%. Es muy dinámico».

En cuanto a la situación que se vive en el resto del país, Rosas señaló que la falta de camas UCI es un problema de capacidad y de gestión, «porque el termómetro con el que se está midiendo para declarar un colapso no se debe basar solamente en un porcentaje de ocupación, sino también debe incluir variables como la falta de personal o talento humano adecuado, el hecho de que tampoco tenemos insumos tecnológicos como ventiladores, monitores o incluso medicamentos».