Este martes se hizo viral un video en redes sociales, en el que se ve la manera en la que al argentino Juan Grabois, activista de Derechos Humanos, le es negada la entrada al país desde el aeropuerto El Dorado, hecho que generó toda una ola de señalamientos y cuestionamientos en contra del departamento de Migración y Colombia. 

Grabois llegó al país con la Misión Internacional de Solidaridad y Observación de Derecho Humanos, con la intención de auditar todo lo que ha sucedido desde el pasado 28 de abril, cuando inició el Paro Nacional que luego se convirtió en disturbios días tras días y que ahora deja un lamentable saldo de muertos, heridos, desaparecidos e incontables daños materiales. 

“Detenido y agredido nuevamente por un gobierno autoritario. Ahora en un cuartito. Esperando. Mis compañeros argentinos y colombianos intentando resolver afuera ¡no tenemos miedo!”, publicó Grabois en sus redes sociales junto a un video. 

Tras la polémica, Migración se pronunció al respecto, y básicamente lo que explicó es que al argentino se le impidió el ingreso a territorio nacional porque agredió verbalmente a una oficial de su dependencia. 

“El señor llegó al país con una delegación de 19 personas más. Al momento de realizar el proceso de control migratorio el pasaporte presentaba una inconsistencia, razón por la cual se le pidió que acompañara al oficial a donde el Supervisor con el fin de realizar las consultas correspondientes”, explicó la entidad, que agregó que fue en ese momento cuando se dio la agresión verbal. 

“En ese momento, debido a la falta de respeto del extranjero hacia el Oficial, se procede a no autorizar su ingreso al territorio nacional. Una decisión que le fue ratificada por la Supervisora, quien aparece en un video grabado por la delegación, y en donde de ve que el extranjero le dice que acaso quién es ella para decirle que no puede entrar a Colombia”, explicó Migración.

El resultado de todo esto fue la expulsión de Grabois, quien contradijo la versión de Migración al decir que él fue víctima de agresiones físicas. “Luego de una serie de agresiones físicas registradas por numerosos testigos y cámaras de seguridad, el gobierno colombiano me expulsa de su territorio por considerarme un “riesgo para la Seguridad de Estado” (decreto 1727/2020)”.

Trino hecho por la comisión antes de su llegada a Colombia