El 9 de abril de cada año se conmemora en Colombia el asesinato del líder político Jorge Eliécer Gaitán; y por tratarse de una fecha en la que la violencia se desbordó y dio inicio a los conflictos armados del país, en 2011 el Congreso de la República la estableció como el Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas.

La efeméride se declaró a través de la aprobación de la Ley 1448 de Víctimas y Restitución de Tierras, como una medida simbólica para recordar los hechos violentos durante el conflicto armado en Colombia.

De igual forma, esta fecha se convirtió en el espacio de rendir homenaje a todas las víctimas que por causa de la violencia sufrieron la vulneración de sus derechos.

Las consecuencias de lo ocurrido en esta fecha, en 1948, duraron más de lo imaginado, y se manifestaron a través del conflicto armado librado por el Estado colombiano contra los grupos irregulares (FARC, ELN, EPL, M-19, CGSB y AUC), carteles del narcotráfico y crimen organizado.