Por: J.J. Rubiano

Uno de los factores que motivó al Banco de la República para bajar las tasas de interés en su última reunión, fue el hecho de el bajo nivel de la inflación registrada en el país también durante el último mes.

El Banco de la República publicó las minutas de la reunión que tuvo la Junta Directiva el pasado viernes 25 de septiembre, y en ellas se ve con claridad que el nivel de la inflación actual fue determinante en la decisión que se tomó ese día, la cual llevó la tasa de intervención de 2,00% a 1,75% el nivel más bajo de la historia.

El Emisor tuvo en cuenta que, en Colombia, el promedio de las encuestas de expectativas de inflación de septiembre disminuyó para diciembre de 2020 de 1,92% a 1,81%, y para diciembre de 2021 de 2,86% a 2,79%. Estos indicadores los tuvieron en cuenta junto con la encuesta del Banco de la República sobre la inflación esperada a dos años (septiembre de 2022), que se redujo a 3,09% frente a lo proyectado el mes anterior para agosto de 2022 (3,12%).

Por eso mismo, el Banco explicó que la decisión de la Junta Directiva, si bien estuvo dividida entre los miembros, con votación 4-3, tres directores se inclinaron por mantener los tipos en 2,00%.

«Los principales elementos respaldando el voto de reducir la tasa giraron en torno a brindar un estímulo adicional utilizando el espacio que otorga el bajo nivel de inflación registrado y el que las expectativas de inflación se encuentren por debajo del 3%. Quienes votaron por mantener la tasa en 2% argumentaron que los riesgos que se enfrentan podrían verse potenciados por un movimiento hacia una postura más expansiva», señala el documento.

Además de la inflación, la Junta Directiva del Banco de la República tuvo en cuenta otros temas como que «si bien los datos de julio reflejan una leve disminución en la tasa de desempleo a nivel nacional (19,8%), el mercado laboral y el ingreso disponible de los hogares continúan señalando una situación de marcado deterioro, especialmente del trabajo formal», detallan las minutas.