A pesar de los constantes llamados de las autoridades, aún son muchos los ciudadanos en Montería que hacen caso omiso a las medidas que se establecen para restarle fuerza a la COVID-19.

Ejemplo de ello es lo ocurrido en un establecimiento de la margen izquierda, justo en la entrada del barrio Rancho Grande, en donde incumplieron la ley seca que comenzó este viernes a las 6:00 de la tarde, y terminará el lunes 19 a la 5:00 de la mañana.

Al lugar llegó la Policía, y La Piragua conoció de manera extraoficial, que a todos los presente se les impuso un comparendo.

Noticia en desarrollo…