Los más de 800 indígenas desplazados desde el Alto Sinú hacia Montería, se mantendrán instalados en el parque Simón Bolívar, hasta que el Gobierno ordene la salidad del Ejército de sus territorios.

Así lo informó a La Piragua, el noko mayor karagaby, David Bailarín Domicó, quien lidera el denomimado ‘Desplazamiento por la vida’, que desde la mañana del pasado martes, se instaló en la capital cordobesa.

Lea también: Indígenas sin atención gubernamental tras 48 horas de su llegada a Montería


Con relación a la Gobernación de Córdoba, Bailarín Domicó pidió que se le brinde ayuda a su comunidad en materia de alimentación y salud, y al gobernador Orlando Benítez lo exhortó para que sirva de intermediario, entre los indígenas y el Gobierno, con el objetivo de que sus territorios sean desmilitarizados.

Recordemos que a su llegada a Montería, el noko denunció en exclusiva para este medio, que los indígenas del alto Sinú, específicamente del municipio Tierralta, están siendo tomados como falsos positivos para mostrar supuestos resultados contra el Clan del Golfo.

Esta situación se viene presentando desde diciembre de 2020, y hasta la fecha han sido sorprendidos por incursiones de soldados en sus resguardos, incluso aseguran que en un par de oportunidades aterrizaron con helicópteros y sacaron a la fuerza a algunos jornaleros que estaban en laboren de campo.