Montería amaneció sin servicio de transporte público desde la mañana de este miércoles, 6 de enero, y es que las empresas Metrosinú y Monteriana móvil, se fueron a paro indefinido.

Las razones por las que los directivos de estas flotas decidieron paralizar operaciones, obedecen a que ellos aseguran que «ya no dan para más», pues los meses de recesión a causa de la pandemia de la COVID-19, les han generado muchos efectos en contra.

El alcalde Carlos Ordosgoitia se pronunció al respecto, y dijo que aunque reconoce lo difícil icil que han sido los últimos nueve meses para el sector transporte, no es una situación particular, pues otros sectores también la están padeciendo, y afirmó que la determinación de irse a paro «no es consecuente con el compromiso que hemos demostrado como Gobierno».

Manifestó que ha dado instrucciones a la Secretaría de Tránsito para que se busquen entonces las alternativas para que se le pueda garantizar a los monterianos el servicio de transporte público.

Cabe destacar que las unidades de las mencionadas empresas, se encuentran en plantón en los bajos de la Gobernación de Córdoba y de la Alcaldía de Montería.