Rubén Darío Trejos Castrillón, agente especial interventor del Hospital San Jerónimo de Montería, durante una entrevista ofrecida en exclusiva la mañana de este viernes, 26 de febrero, en el Bloque Informativo de la Costa, bajo la conducción del doctor Rafael Gómez Gómez, contó todo el proceso por el que ha pasado la institución de salud con el objetivo de ponerla en perfectas condiciones para el beneficio de los ciudadanos.

Problemas, logros y metas son los tres pilares centrales en los que Trejos ha tenido que centrarse para poner en orden la grave situación en la que fue hallado el centro médico en 2018 cuando asumió la intervención que fue ampliada recientemente por un año más.

Trejos precisó que uno de los graves problemas que ha ido solventando es el de la cartera, detallando que cuando asumió la responsabilidad hace dos años la institución médica tenía una cartera de 127 mil millones de pesos.

El interventor indicó que en la actualidad, mediante un arduo trabajo, tienen en claro que la cartera es de 111 mil millones de pesos, pero 87 millones están en situación crítica porque varias EPS  que han sido liquidadas son las deudoras.

El responsable del buen funcionamiento del San Jerónimo detalló que entre las EPS liquidadas que más le adeudan al hospital se encuentran EndiSalud, SaludVida, Cafesalud, Comfacor, Manexka, entre otras.

Trejo aseguró que el hospital cuenta con un excelente programa de digitalización que ha permitido mediante la puesta en marcha de la tecnología tener todo más organizado y saber en realidad sobre las cuentas y quienes le deben a la institución.

El vocero precisó que mediante reuniones y mesas de trabajos han realizado acuerdos con las EPS deudoras para que cancelen. A la fecha la cartera del San Jerónimo ronda los 30 millones de pesos, indicó Trejo.

“Hemos logrado organizar todo tipo de información concerniente al hospital en un 80%. Hoy sabemos cómo está la cartera del hospital y la realidad del recaudo que ha venido mejorando”, sostuvo.

A pesar de esta complicada situación, las gestiones no se han detenido, y es por ello, que el personal que allí labora cuenta con sus pagos al día, así como el seguro social y demás beneficios que en años anteriores estaban retrasados.

Otro de los buenos avances han sido los contratos firmados con varias EPS como la Nueva EPS, Cajacopi, Comparta, Coosalud, Sanitas, entre otras, para que sus afiliados puedan recibir atención de calidad en el hospital que es referencia histórica para la capital ganadera.

Proyectos en marchas

Trejos sostuvo que entre las metas planteadas a corto plazo es la puesta en marcha a plenitud de la Unidad de Hemodiálisis, donde tienen previsto atender mensualmente a 240 pacientes, es decir,  8 por días, para que las personas no tengan que ser trasladadas a otras instituciones en busca de este servicio tan indispensable.

El interventor precisó que el hospital cuenta con ecógrafos nuevos y un tomógrafo que fue repotenciado .

Próximamente la sala de parto tendrá una cuantiosa inversión  para dotar completamente este servicio. Así como la integralidad de especialistas pediátricos para que atiendas a los recién nacidos en las patologías que así lo requieran.

Las metas no solo quedan allí. El hospital ya cuenta con un área de rehabilitación que fue dotado recientemente. En esta área tienen planificado atender a las personas víctimas del conflicto armado y de otras EPS.

También entre los proyectos está el alistamiento de una Unidad Cardiovascular completa que cuenta hasta con quirófano y sala de observación para los casos que se presenten.  

“Ahorita estamos gateando y la meta es dejar el hospital caminando”, expresó Trejos, quien se mostró complacido por los logros alcanzados hasta el momento y de los muchos que vendrán cuando se consoliden todos los proyectos trazados para que el hospital brinde una atención de calidad a sus pacientes.