Como un gesto de gran solidaridad, mototaxistas de Montería se unieron para, de forma articulada con la Policía, llevar insumos a las familias damnificadas por el incendio en el barrio Zarabanda, ocurrido el pasado miércoles, 6 de enero. 

Las ayudas entregadas fueron recolectadas entre comerciantes del barrio La Granja, quienes se acogieron al llamado de las autoridades para realizar cualquier tipo de donación con la que se pueda mejorar el presente de estas más de 89 personas que lo perdieron todo. 

De igual forma la Policía donó mercados y demás elementos, y la jornada se llevó a cabo en las instalaciones de la Institución Educativa Santa María, en donde están ubicados los damnificados de forma provisional. 

Cabe destacar que la institución, a través de sus seccionales de Infancia y Adolescencia, Ambiental y Prevención Ciudadana, ha venido desarrollando jornadas lúdicas de recreación y entretenimiento, en beneficio de las víctimas de la conflagración, entre las cuales hay más de 30 niños.