Una buena nueva para la capital cordobesa dio el alcalde Carlos Ordoagoitia, quien la noche de este martes, 7 de julio, anunció que la E.S.E Vidasinú articuló esfuerzos con la Clínica Imat, por lo que ahora se suman 25 camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) a la capacidad local.

Hugo Kerguelén, gerente del COVID-19, manifestó que esta alianza público-privada es una «estrategia eficiente» que permitirá seguir haciendo frente a la pandemia que ya deja 533 contagiados en la ciudad y 33 muertos.

La alianza se genera además en el momento en el que todo el departamente entró en alerta roja justamente por el índice de ocupación de camas UCI.

El mandatario municipal había manifestado públicamente su preocupación, dado que un estudio hecho a corte de 5 de julio, reveló que de las 137 camas disponibles para COVID-19, sólo 17 estabas disponibles, lo que significa una ocupación de cerca del 87%.

Cabe recordae además que el Gobierno Nacional también confirmó el envío de 30 camas UCI para Córdoba.