Con consignas y pancartas se movilizaron este martes, 26 de enero, los maestros provisionales que se encuentran en protesta desde hace cinco días en la capital del departamento de Córdoba, para exigir que no se cometa “una masacre laboral”, debido a que sus puestos de trabajos fueron otorgados a otros docentes mediante un concurso del cual aseguraron estuvo lleno de irregularidades.

José Tomás Arévalo, maestro y vocero de los educadores afectados por el municipio de Puerto Libertador, durante una entrevista ofrecida al equipo periodístico del Diario La Piragua, informó que desde que tomaron la plaza Laureano Gómez no han sido atendidos por el gobernador Benítez y mucho menos por algún representante de la Secretaría de Educación departamental.

“Nos parece un acto de deslealtad porque él (gobernador) sabe que los maestro somos sus amigos, nunca lo hemos atacado porque sabemos que ha sido un hombre de lucha”, dijo Arévalo, quien le pido al mandatario regional que como representante legal del departamento de Córdoba entre a negociar con el Ministerio de Educación y la Comisión Nacional de Servicio Civil para que los maestros provisionales sean nombrados en propiedad de sus cargos.

Arévalo indicó  que  hoy día se encuentran en calidad de provisionalidad, pero según el Decreto 882 firmado en la Habana, se han ganado el derecho de ser maestros con plazas fijas sin que se les vulnere sus derechos.

El vocero denunció que el proceso para la designación de maestros en  las plazas de trabajos ofertadas estuvo viciado e incluso aseguró que hubo bachilleres que participaron y les otorgaron empleo, dejando por fuera a educadores que tienen años laborando en áreas rurales de los municipios del sur Córdoba que han estado inmersos en conflictos armados.

El representante indicó que es totalmente falso que los maestros provisionales tenían que haber participado en el curso, porque a su juicio, esos puestos de trabajos por ley ya le corresponden y que sólo debían  ser capacitados y dejados en sus sitios de trabajo.

“Hicieron un concurso abierto cuando debía ser cerrado y, además, no debían ofertar las plazas de los compañeros que ya tienen un lapso administrativo; eso lo tenían que hacer con la educación contratada que no la queremos, pero hicieron todo lo contrario”, aseguró Arévalo.

Anuncian huelga de hambre

Al ser consultado sobre la reunión que probablemente sostendrían el sábado pasado con el gobernador Benítez, según lo anunciado por el presidente de Ademacor, el vocero Arévalo sostuvo que esa mesa de trabajo nunca se desarrolló y no tuvieron respuestas del porqué desde la administración departamental nunca han tenido la voluntad de atenderlos.

Ante este escenario, Arévalo sostuvo que en los próximos días iniciarán una huelga de hambre hasta que sean atendidos por el gobernador Benítez o hasta que  se solvente el problema que los mantiene pernoctando en la plaza, enfrentando a la pandemia que azota al mundo. 

“Hasta la última hora, hasta que ya no podamos más, hasta muertos si acaso, aquí dejaremos la sangre hasta que nos atiendan”, expresó el afectado.