El sector La Unión en el barrio Cantaclaro están indignados, porque el remedio fue peor que el cáncer, pues sus habitantes manifiestan que el alcantarillado en vez de traerles bienestar ha traído es tragedia. Esta obra fue realizada por la Empresa Proactiva y entregada en el mes de junio de 2017, pero, la gran mayoría de los habitantes no se han podido conectar al servicio porque este no está bien hecho, todos los manjoles en este sector están rebosados y en igual forma se encuentran todas las conexiones en cada una de las casas.

Pero esta problemática tiene una historia escondida que hasta ahora está saliendo a la luz pública por parte de algunos líderes y padres de familia del barrio que en su momento no quisieron recibir esta obra.

Primero, esta obra estaba programada para terminarse en 18 meses y duró más de 5 años para entregarla y todavía no se conoce el porqué del retraso; segundo, voceros del barrio manifiestan que la tubería que instalaron es de aproximadamente 4 pulgadas y esta medida no está contemplada en el contrato inicial.

A raíz del reducido diámetro de esta tubería se han presentado rebosamientos de aguas negras en todo el barrio, no hay lugar en que no se aspire el mal olor, en cada casa donde está la conexión, estos manjoles se encuentran rebosados y cuando llueve es aún peor ya que las aguas puercas se adentran a las viviendas reiterativamente, la comunidad se encuentra cansada de poner quejas en la empresa proactiva y lo único que hacen es de vez en cuando mandar al camión succionador, pero, esto no es la solución porque al otro día se vuelven a presentar los rebosamientos.

En una sola calle del barrio hay 2 hogares infantiles donde hay niños desde los 3 años, que tienen que jugar junto a estas aguas puercas y ya se han presentado enfermedades respiratorias y en la piel, en muchos casos el alimento que consumen estos infantes se ve contaminado por estas aguas.

Pero lo grave del asunto es que no se explican cómo, cuándo y quien recibió esta obra que según líderes existe una complicidad entre Proactiva y algunos ediles y líderes comunales que pasaron de agache y firmaron el acta de entrega al momento de la terminación de la obra, el presidente de la junta de acción comunal Marciano Córdoba Meza expresó su inconformidad desde que la empresa Proactiva llegó a entregar la obra a la comunidad.

“El trabajo que hicieron aquí desde el principio está mal hecho, la tubería que metieron a aquí, no es la correcta para eso, Proactiva autorizó por medio de la ingeniera que todo el mundo se conectara, algunos lo hicieron y la mayoría no, cómo se va uno a conectar si es así sin conectarse y esto vive rebosado de aguas puercas”.

En cuanto al recibimiento de la obra por parte de líderes comunales manifestó que hubo una reunión de todos los líderes en el Ñipi B en la casa comunal, en su momento se opuso a recibir la obra como presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio la Unión pero algunos manifestaron que la recibirían porque la obra estaba bien.
“Había una reunión en el Ñipi B donde estaban la mayoría de los líderes del barrio Cantaclaro y yo me opuse a recibir esta obra, porque estaba mal hecha, que si a quién había que demandar cuando esto colapsara y ya hoy están mandando en el recibo del agua un valor de 1600 pesos por casa.”

Con relación a quién de los líderes que posiblemente recibieron la obra sin ningún tipo de verificación y que aceptaron bajo la premisa que ya estaba en un 99% terminada menciona a la señora Ana Causil y el señor Luis Narváez, también manifiesta que estos dos líderes autorizaron a la gente que se conectara.

“Estaban todos los líderes de Cantaclaro, algunos dijeron que no y otros dijeron que sí, porque eso estaba en un 99% y Ana Causil y Luis Narváez y otros líderes llegaron diciendo que todo el mundo se podía pegar, Proactiva vino con un documento para que todo el mundo se conectara”.

Todo apunta que puede existir un detrimento patrimonial al Municipio de parte de proactiva y de algunos líderes de la comunidad, ya que según el presidente de Acción Comunal Marciano Córdoba los líderes que estaban de acuerdo autorizaron para que la gente se conectara, esto indica que sí hubo un recibido por parte de algunos de ellos, la lógica indica que nadie se puede conectar si el trabajo quedo malo, las preguntas del millón ¿Por qué estos líderes ordenaron la conexión a sabiendas que esto no resultaría? ¿Por qué no han hecho un reclamo serio y contundente ante la empresa Proactiva? ¿Por qué no han denunciado a esta empresa si no cumplieron las especificaciones técnicas expresadas en el contrato?

Pero lo que sí esperan los habitantes de la unión es que se aclare lo del contrato por parte de los ediles y líderes del sector, que pongan en cintura a Proactiva para que responda por el daño causado por el mal trabajo que realizaron en el alcantarillado.

“Que no se pasen llamando al carro succionador para que cada vez que se rebosen los manjoles venga y solucione por dos días la problemática, esto no es de echarle tierrita es de que coloquen los tubos de las dimensiones requeridas para que se acabe este martirio que tenemos, son unos corruptos todos”, manifestó un padre de familia que no quiso dar su nombre.