Los suicidios causan preocupación en la región cordobesa, donde en los últimos días este tipo de casos han estado presente, mayormente en la población joven entre ellos niños que han decidido ponerle final a su existencia.

Muchas son las dudas sobre este tema de salud pública que fue abordado la mañana de este jueves, 3 de junio, por Luis Alboleda, psicólogo de la E.S.E. Vidasinú, quien mediante una entrevista en exclusiva en el Bloque Informativo de la Costa, transmitido a través de la emisora La Voz de Montería, dio a conocer varios puntos sobre este delicado tema.

El experto en la materia precisó que los suicidios siempre han estado presente y es una realidad al que los monterianos no le han dado mucha importancia por muchos factores en el que se destaca el desconociendo.

La realidad que se vive en estos casos es inminente. Alboleda indicó que casos de suicidios son atendidos casi a diario en la E.S.E. Vidasinú, donde con su atención en primer nivel brinda la ayuda oportuna a las personas que acuden con algún evento de querer quitarse la vida.

El especialista acotó que aunque en el municipio no se cuente con una sede destinada para atender estos casos, las EPS y la Secretaría de Salud son los organismos encargados de brindar toda la ayuda para el paciente que esté sumergido en un cuadro clínico que en muchos casos es generado por el estrés.

Destacó que en el caso de la E.S.E. Vidasinú activan el mecanismo de atención primaria, luego hacen el contacto con la entidad prestadora del servicio de la salud del paciente para que sea evaluado por un psiquiatra.

El profesional de la salud hizo un llamado a los ciudadanos para que rompan con el paradigma de que acudir al psicólogo es sinónimo de estar “loco”, por el contrario es una línea de buscar ayuda para tener una mejor calidad de vida.

Durante la entrevista, Alboleda también fue consultado sobre los protocolos que activan en la institución de salud para  brindar ayudas a víctimas de abuso sexual.

 El entrevistado sostuvo que al recibir un caso de inmediato activan el Protocolo de Código Fucsia, con el cual abordan a la persona afectada con una rutina de exámenes médicos, la atención de primeros auxilios con psicólogos y orientadores.

Luego notifican al caso a la EPS respectiva del paciente con la cual activan un plan de seguimiento hasta que el paciente reciba la atención psiquiátrica necesaria.

Alboleda reafirmó su compromiso y el de la institución para seguir llevando atención de calidad a la población que acude en busca de una buena atención y servicio en la salud.