En febrero de este año, el equipo de vigilancia epidemiológica de la Alcaldía de Montería identificó un alza no tan fuerte, pero sí sostenida en el número de casos de positivos de coronavirus en la ciudad, lo que repercutiría en un aumento en la ocupación hospitalaria, por lo que el alcalde Carlos Ordosgoitia Sanin junto a la gerencia Covid, solicitó entonces a las IPS privadas proyectar expansiones para poder enfrentar un segundo pico.

“En febrero teníamos 147 camas para UCI Covid y teníamos 65 pacientes usando esas camas, llegando a un 44% de ocupación, eso nos motivó a visitar las clínicas y ponerlos en alerta sobre la posibilidad de una nueva ola que podía convertirse en un segundo pico, y se inició el proceso de expansión con el privado”, explicó el mandatario.

Sobre la situación actual, dijo que “hoy tenemos 181 camas UCI disponibles para Covid, gracias a esa expansión que hicieron algunas clínicas de la ciudad y tenemos 135 pacientes usando esas camas, para una ocupación del 74.5%. Si no hubiéramos actuado a tiempo con esa gestión, hoy la ocupación sería del 91.8%, es decir, estaríamos en un segundo pico”, comentó el alcalde, quien en la mañana de hoy estuvo en la clínica IMAT, verificando la ocupación y reconociendo el esfuerzo que se ha hecho desde el sector privado para enfrentar la pandemia.

Hoy la ciudad tiene una positividad móvil de los últimos 5 días del 25% y una ocupación UCI COVID del 74.5%; el indicador al parecer se ha mantenido estable debido a la expansión hospitalaria, pero tenemos más pacientes.

“Estamos agradeciendo al sector privado, a las IPS privadas en cabeza del doctor Manuel González, queremos hacer extensivo ese agradecimiento a las clínicas de Montería que han hecho esa expansión importante desde hace más de 30 días, donde personalmente el gerente COVID y yo los visitamos. Hoy estamos viendo el reflejo de la alta positividad en el aumento de camas hospitalarias y camas UCI”, indicó Ordosgoitia Sanin.

El alcalde dijo también que se contempla tomar las medidas que sean necesarias, como la estrategia 4 −3, que es cuatro días de apertura y tres de cierre, que se aplicó en Montería entre julio y agosto del 2020, cuando se vivió el primer pico de la pandemia. “Hemos procurado un equilibrio, un equilibrio lógico entre la vida, la salud y la economía”, afirmó.

Es importante que los monterianos sigan acatando las normas, los reglamentos, las disposiciones del gobierno nacional y la administración municipal, como el toque de queda y ley seca a partir de las 10:00 p.m. hasta las 5:00 a.m. de cada día hasta el 19 de abril; el pico y cédula de dos dígitos para el ingreso a supermercados, entidades bancarias, entidades financieras y notarías, rige el pico y cédula de dos dígitos por día de lunes a viernes; y los días sábado y domingo los números pares e impares en la jornada de mañana y tarde, respectivamente.

Así mismo, la restricción de las reuniones sociales con aforos superiores a 10 personas como matrimonios, bautizos, asambleas y cumpleaños; eventos como festivales o ferias presenciales están suspendidas hasta tanto se mejoren los indicadores de ocupación hospitalaria y la criticidad. Se podrán realizar actividades virtuales.

Los eventos deportivos como torneos o campeonatos privados están suspendidos y está restringida la práctica deportiva grupal en la Villa Olímpica y demás escenarios deportivos. Solo se permiten actividades físicas individuales como caminar y trotar.

Las cirugías electivas que no sean urgentes, incluidos los procedimientos estéticos, están suspendidos amparados en la alerta roja hospitalaria declarada en el departamento.