El 54% de los jóvenes en Montería se siente representado por el Paro Nacional, según lo revelan los resultados del Panorama Regional de la Tercera Medición de la Gran Encuesta Nacional sobre Jóvenes – Mayo 2021 de la Universidad del Rosario, Cifras y Conceptos y El Tiempo.

“La esperanza, con un 35%, y el miedo, con un 28%, son las emociones que más sienten los jóvenes en Montería. Los sentimientos negativos que los embargan son vandalismo y muerte, al tiempo que consideran que llegar a acuerdos, reformas y diálogos permitirían que la protesta se detenga”, dijo Alejandro Cheyne, rector de la Universidad del Rosario, al entregar los resultados.

Llama la atención la confianza de los jóvenes de Montería en la Presidencia de la República, con un 29%, en las fuerzas militares, con un 43%, y en la Policía Nacional, con un 33%.

Según la encuesta, el porcentaje de los jóvenes que trabaja en la ciudad es del 30% y el que busca trabajo es de 21%. Sobre los principales problemas del país, se destaca el empleo, 91%, y abuso de la fuerza pública, 8%, indicó el rector de la Universidad del Rosario.

Los jóvenes de Montería, durante el Paro de 2019 afirmaron haberse manifestado en un 20%. En el Paro Nacional actual el porcentaje subió al 40%.

Cabe resaltar que el 59% de los jóvenes en Montería señaló que si el Comité del Paro llama a detener las manifestaciones se acogerían a este pedido, mientras que el 41% indicó que no estaría dispuesto a hacerlo.

La Gran Encuesta Nacional sobre Jóvenes – Mayo 2021 entrevistó 2556 jóvenes de las zonas urbanas de Bogotá (422), Medellín (278), Cali (281), Barranquilla (200), Cúcuta (157), Bucaramanga (161), Pasto (151), Cartagena (197), Villavicencio (155), Neiva (112), Pereira (159), Montería (161) y Manizales (122). La encuesta se realizó del 6 al 12 de mayo y representa un universo de 4,4 millones de personas entre los 18 y 32 años de todos los niveles socioeconómicos. Cabe señalar que esta es la tercera versión de esta medición. Las dos anteriores se hicieron en enero de 2020 posterior a las manifestaciones de 2019 y noviembre de 2020 para evaluar el impacto de la pandemia en los jóvenes.