De forma articulada con la ESE Vidasinú, la Alcaldía de Montería lideró una contundente campaña de concientización para recordar a la comunidad el peligro que significa el contagio de la COVID-19. 

Con un simulacro de traslado de un paciente contagiado al interior de una cámara de protección y aislamiento, un grupo de paramédicos a bordo de una ambulancia recorrió distintos puntos concurridos de la ciudad, ejecutando así un experimento social que permitiese ver la reacción de las personas. 

“¿Quién quieres que sea el próximo en ir a la UCI?” fue la pregunta que se leía en los carteles utilizados por los paramédicos. 

El objetivo de esta actividad es apelar a la responsabilidad de las personas y a que todos en la ciudad tengan en cuentan la importancia de cumplir con todos los protocolos de bioseguridad que se han establecido en el marco de la pandemia, sobre todo el uso del tapabocas, que es lo que más se incumple.