El secretario de Educación municipal, Ricardo Madera, informó que el índice de deserción escolar en la capital cordobesa se ha mantenido en 3,6 % en los últimos dos años, situándose por debajo de la media que maneja el Ministerio de Educación nacional que ronda el 4,5 %.

Según Madera, dichos resultados se deben a los esfuerzos por brindar educación de calidad a los niños en la zona rural. Precisó que una de las acciones que disminuyó la deserción fue la eliminación del banco de oferentes en la zona rural en 2016.

Otra de las acciones que han contribuído, según el Secretario de Educación Municipal, es la implementación del programa ‘Pedaleando hacia mis sueños’, a través del cual fueron entregadas 300 bicicletas a niños que viven en las zonas más alejadas de los planteles educativos.

“Falta mucho por hacer, pero hemos ido consiguiendo y recuperando la confianza del padre de familia, del estudiante; esto permite la sinergia y redunda en la permanencia del estudiante en las aulas”, puntualizó.