La Alcaldía de Montería en conjunto con el programa Conviviendo con el río Sinú de la Institución Educativa Juan XXII y el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible conmemoraron el Día del Río Sinú y Día del Medio Ambiente con la siembra de 500 árboles en la microcuenca del caño de la Caimanera- en la vereda El Floral, que pertenece a la cuenca hidrográfica del Río Sinú.

Conviviendo con el río Sinú es el PROCEDA (Proyectos Ciudadanos de Educación Ambiental) que nace de la voluntad de la Institución Educativa Juan XXIII que tiene como propósito recuperar el bosque de galería del río Sinú con árboles forestales nativos, desde 2016 iniciaron las siembras y a corte de 2020 habían sembrado 9060 árboles; 3 promociones de estudiantes, pertenecientes a los grados 9,10 y 11 han prestado su servicio social obligatorio en este proyecto.

Recientemente, participaron en el evento Generación Verde organizado por el colegio Rochester y el Ministerio de Ambiente, debido a su trayectoria e impacto ambiental han sido reconocidos como proyecto, en 2017 ocuparon el segundo puesto en la categoría espacios naturales sostenibles del Premio Bibo que organiza el periódico El Espectador; además fueron finalistas en 2020 de los premios GEMA.

Proyección y articulación con el Plan Nacional de Siembra
En el marco del programa Montería Biodiverciudad, la administración municipal presentó un proyecto al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de restauración ecológica para el establecimiento de coberturas forestales protectoras basadas en sistemas agroforestales, bosques de galerías, rondas hídricas y cercas en jurisdicción del Distrito de Conservación de Suelos de la ciénaga Betancí.

El alcance de la intervención del proyecto son 375 hectáreas, 1.111 árboles por cada HA, 416.625 árboles en total. Dentro de las especies nativas que están contempladas son: Piñuelo (Avicennia germinans), Caracolí (Anacardium excelsum), Higo (Ficus benghalensis), Guama de mico (Inga edulis), Polvillo (Handroanthus chrysanthus), Ébano (Libidibia ebano), Trébol (Platymiscium pinnatum), Campano (Samanea saman), Abarco (Cariniana pyriformis), Guácimo (Guazuma ulmifolia), Aceituno (Vitex cymosa), Olleto (Lecythis tuyrana), Cedro (Cedrela odorata), Nigua (Muntingia calabura), Guayaba dulce (Psidium guajava), Ceiba (Ceiba pentandra), Jobo (Spondias mombin), Bambú dorado (Bambusa vulgaris), Roble (Tabebuia rosea), Almendro (Terminalia catappa), Guama (Inga spectabilis), Pera costeña (Syzygium jambos), Limón (Citrus aurantifolia), Mamón (Melliccocus bijugatus), Caimito (Chrysophyllum cainito), Níspero (Manilkara zapota), Laurel (Nectandra turbacensis), Mangle blanco (Laguncularia racemosa), Tamarindo (Tamarindus indica) y Mango (Mangifera indica).

Desde el Gobierno de la Gente se busca restaurar zonas de importancia ecológica como lo es la ribera del río Sinú y los distritos de conservación de suelos.