Pasadas las 12:00 del mediodía de este martes, 20 de abril, los indígenas que han llegado a Montería procedente del municipio de Tierralta, debido al conflicto armado que se origina en esa zona, se dispusieron a degustar su primer almuerzo en medio de la plaza Simón Bolívar, donde esperan ser atendidos por la administración departamental.

Arraigados a su cultura y costumbres sacaron de grandes ollas decenas de almuerzos envueltos en hojas de plátano: al abrirlos contenían arroz blanco con presas de pollo guisado.

Las mujeres se encargaron de repartir a sus parejas e hijos la primera comida desde que pisan el suelo monteriano, donde estarán protestando hasta que le sean resueltos sus problemas, indicaron varios de los manifestantes.

Hasta el momento, ninguna autoridad de la Gobernación ni de la Alcaldía han acudido al sitio para brindar apoyo.

Aunque la mayoría tienen puesto su tapaboca es evidente el aglomeramiento en medio del pico de contagio que se vive en el municipio.

Sólo funcionarios policiales y un representante de la Defensoría del Pueblo han dicho presente en la concentración. En las próximas horas anunciarán las medidas que tomarán.

¿Cuántos almuerzos se comerán los indígenas en espera de respuestas? Recordemos que desde diciembre del año pasado los Embera Katío se encuentran apostados frente a la sede de Urrá en busca de cumplimiento de una serie de acuerdos.