El inexistente mantenimiento sigue pasando factura al Mercado Central de Montería, cuyos comerciantes, quienes en su mayoría tienen décadas trabajando en él, aseguran que las instalaciones llevan 30 años en el olvido y que ninguna de las Administraciones de los últimos años se ha condolido de la situación.

El área de la carnicería es en donde más se evidencia la desidia. Hoy es un lugar el que impera el mal estado del techo, las paredes y, entre otras cosas, el cableado, haciéndolo –hasta cierto punto- un sitio insalubre.

Freddy Torres, presidente del Comité Pro-Desarrollo del mercado, dijo en entrevista con este rotativo, que desde hace muchos años no hay alguna autoridad que se interese por las condiciones de infraestructura de la plaza comercial, por lo que hace un llamado a la Administración actual, para que, al menos, se reúna con los afectados y escuche sus peticiones, en pro de que establezcan estrategias para ofrecerles soluciones no sólo efectivas, sino también prontas.

Cabe recordar, que hace poco más de un mes, el Mercado Central resultó azotado por un incendio ocasionado de forma accidental, el cual consumió 24 de sus más de 200 locales, lo que, por razones obvias, ha empeorado el escenario. Por este hecho los afectados, quienes perdieron su patrimonio y además su fuente de ingresos económicos, siguen esperando respuesta de las autoridades.