Andrés Villamizar, coordinador nacional de la estrategia PRASS (Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo y Sostenible) estuvo en Montería revisando los resultados de la estrategia que se empezó a implementar en la capital cordobesa desde el 22 de julio con un grupo pequeño y que hoy ya cuenta con un ejército de gestores comunitarios integrado por 100 rastreadores en campo y telefónicos.

«Montería es la ciudad más avanzada en cuanto a la implementación de la estrategia PRASS, de los pilotos que hemos adelantado; ya tiene más de 100 rastreadores haciendo llamadas y en campo, han hecho más de 1800 llamadas para detectar positivos, se han detectado más de 250 casos gracias a esta estrategia PRASS y a las llamadas que se han venido haciendo», afirmó Villamizar.

Indicó que el desafío es hacer más pruebas, pues Montería y Córdoba deben seguir aumentando en capacidad diagnóstica para que la implementación de PRASS sea mucho más efectiva. El coordinador también confirmó que desde la Gerencia COVID Nacional se está gestionando la contratación de una «Gran contac center» a nivel nacional para apoyar a todos los entes territoriales, incluido Montería.

«La idea es tener cerca de con 4500 rastreadores telefónicos y aparte de eso las ayudas que seguirá otorgando el Gobierno Nacional, ayudas monetarias para las personas que deban que aislarse similares a las que se ha dado con ingreso solidario», explicó el funcionario.

Finalmente, reiteró que con la estrategia PRASS se busca reducir la velocidad de contagio, haciendo más pruebas, entregando resultados más rápidos para detectar más positivos, haciendo rastreo de contactos, personas que tienen alta posibilidad de estar contagiadas a través del rastreo telefónico y personas en terreno de la administración municipal, y por último aislarlos para cortar la cadena de contagio.