Ante la escalada de crímenes que continúan desatados contra los líderes sociales en el país, la Misión de Observación Electoral (MOE) se pronunció sobre este preocupante tema, indicando que en el primer semestre del 2020 ya han sido asesinados 81 líderes sociales.

Para la MOE esta cifra representa un aumento del 85% en comparación del 2019, cuando los homicidios también dijeron presente pero en menor proporción al igual que la cantidad de agresiones.

Así mismo, este ente indicó que se han cometido 248 hechos de violencia contra líderes políticos, sociales y comunales en el primer semestre de 2020.

“Las cifras son muy preocupantes, pues muestran que la violencia no cesa, ni se ve reducida sustantivamente”, dice la MOE.

La misión señaló que el 64 % de los homicidios se presentaron en las regiones de aplicación de los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial. “Esto representa un incremento del 39% respecto de los asesinatos perpetrados en territorios PDET en el primer semestre de 2019”, se lee en el informe.

Para la MOE los líderes sociales son los que más sufren vulneraciones, no tienen margen de negociación y sus voces son silenciadas” por los grupos que intentan controlar el territorio.