Nuevamente el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, protagoniza una polémica. Y es que en sus últimas declaraciones sobre el asesinato de dos indígenas en la Amazonía, se refirió a la joven activista sueca, Greta Thunberg,  y la describió con el adjetivo de “mocosa”, hecho de que ha levantado un sinfín de comentarios en redes sociales.

Este pronunciamiento se deriva de que Thunberg habló sobre dicho crimen y condenó la manera en la que murieron el pasado fin de semana, dos integrantes de la etnia guajajara en el interior de Maranhao, noreste del país suramericano.

“Es impresionante que la prensa le dé espacio a una mocosa como ella, una mocosa”, dijo Bolsonaro en una rueda de prensa luego de afirmar con ironía que “Greta ya dijo que los indígenas murieron porque estaban defendiendo la Amazonía”.

“Los pueblos indígenas están literalmente siendo asesinados por intentar proteger la selva de la deforestación ilegal. Una y otra vez. Es vergonzoso que el mundo permanezca en silencio sobre esto”, escribió en su cuenta en Twitter la activista, quien al parecer tomó las declaraciones del Mandatario como un chiste pues cambió su biografía en esta red social y la sustituyó por la palabra ‘pirralha’ que significa mocosa en portugués.